De nueva cuenta la estrategia de “el topón, la persecución y el tiroteo” (…la única que hay) volvió a convertir las calles de Nuevo Laredo en campo de batalla, en un “pueblo del viejo oeste”, donde la “ley de las armas es la única ley” y donde las acciones violentas de pistoleros de la facción de Zetas del Cartel del Noreste no cuentan con la mesura de las autoridades, que privilegian las capturas o el abatimiento de presuntos delincuentes, por encima de la integridad de los inocentes como lo mandata la constitución y el Manual castrense de uso de la Fuerza, militares, policías y gatilleros volvieron a dejar heridos inocentes cuyo balance final dejó saldo de cinco delincuentes abatidos, un policía lesionado y dos mujeres heridas ajenas a los hechos.

Aunque la información oficial no ha sido divulgada, fuentes allegadas a la Fiscalía confirmaron que en el doble enfrentamiento registrado hubo dos víctimas colaterales.

Las civiles ajenas a los hechos resultaron ser una mujer con herida de bala en una pierna y una segunda mujer que fue atendida por presentar daño auditivo por heridas de esquirlas de bala en la oreja. Asimismo, un oficial resultó lesionado con una bala incrustada en un brazo.

La primera balacera ocurrió por la tarde en la colonia Bella Vista, por la parte trasera de Soriana cuando hombres armados circulaban en camionetas con insignias de Tropa del Infierno del CDN y buscaron emboscar unidades militares.

Allí sobrevino un intenso tiroteo que alarmó a los conductores y peatones que salían de sus centros de trabajo y se dirigían a sus domicilios.

Los militares respondieron a la agresión y dispararon contra el convoy de camionetas del crimen organizado, un pistolero cayó al pavimento frente al centro comercial y fue abatido, también fue asegurada una camioneta donde cayeron otros dos sicarios tras mantener un escudo en otra camioneta de civiles.

Los militares continuaron la persecución sobre las otras unidades y más adelante, ya sobre la carretera a Anáhuac les dieron alcance a dos camionetas más y sostuvieron un enfrentamiento.

En este segundo tiroteo fueron abatidos dos hombres más, que portaban armas de grueso calibre y vestían uniformes pixeleados similares a los de La Marina Armada.

Durante esta persecución, cómplices del CDN buscaron evitar el arribo de otras patrullas de corporaciones federales y estatales, lanzaron poncha-llantas y atravesaron unidades motrices que bajo amenazas y con pistolas arrebataron a conductores.

Pero los soldados alcanzaron una camioneta tipo Ford Lobo Platinum, donde quedaron muertos los otros cuatro hombres.

Otros pistoleros huyeron de la escena, pero las autoridades militares y estatales activaron un operativo de búsqueda con apoyo de helicópteros que alertaban a las unidades terrestres sobre sospechosos circulando.

En medio de una tensa calma la noche llegó a las calles de Nuevo Laredo con el reporte extraoficial de dos camionetas aseguradas, cinco abatidos, un oficial lesionado del brazo por bala y dos mujeres lesionadas, sin riesgo de perder la vida.

 

Le lloran en redes sociales a pistoleros abatidos

FUENTE: LAREDO NEWS

Comenta